El objetivo

Antes de elegir lo que nos vamos a llevar debemos saber qué es lo que vamos a hacer. No es lo mismo salir por tu cuenta a ver bichos, dando un paseo por un parque, por el río de tu ciudad o por los alrededores que ir con un objetivo en concreto: encontrar tal animal o planta, hacer un censo, salir a anillar o preparar cámaras de fototrampeo.

También es muy importante tener en cuenta la climatología. Si vas a ir a zonas de media o alta montaña lleva siempre algo de abrigo, ya que el tiempo puede cambiar a gran velocidad, incluso en verano. Si es una zona húmeda, lleva también equipo para el agua. Y si vas a estar en algún área aislada nunca está de más un pequeño botiquín ;).

Preparándote para salir

Es interesante que conozcas la zona por la que te vas a mover. Si no has estado nunca, siempre puedes echar un vistazo al área desde Google Maps (o similares) o usar mapas cartográficos tradicionales. Si es verano es importante usar algún tipo de protección slar. Aunque pienses que no es tan importante o que ya estás suficientemente moreno usa alguna crema protectora. Tu piel te lo agradecerá.

La mochila

Siempre es bueno llevar una pequeña mochila para acarrear algunos bártulos imprescindibles. ¿Qué suelo llevar yo en ella? Pues un poco de todo. Dependiendo de la duración de la salida es fundamental llevar agua suficiente. Y también comida, que pocas veces un bocadillo sabe tan delicioso como en medio del campo.

Mi guía de aves viene conmigo allá donde voy, incluso si no es una salida específica para avistar pájaros. Además meto siempre una navaja, algo de ropa de recambio (en caso de caídas al río, charcos, peleas con una zarza… :P), una libreta para notas con un bolígrafo y un lápiz. Si hay posibilidad de que me pille la noche suelo llevar también una linterna frontal y algunas pilas de repuesto (de hecho, suele ir siempre en la mochila).

La navaja para mí es una herramienta fundamental. No sólo porque me encantan los embutidos y no suelo llevarlos en lonchas, sino porque te puede sacar de un buen apuro. Antes solía ir con una navaja multiusos que traía un sacacorchos, una pequeña sierra y la hoja de la navaja. Pero hace poco me regalaron una maravillosa navaja Leatherman Wave de la cual ya nunca me separo cuando hago alguna salida campestre.

Navaja Leatherman Wave

Estoy enamorado de este pequeño monstruo entre las navajas. Aunque le he dado bastante uso aún sigue como nueva.

Esta pequeña maravilla tienen un sinfín de accesorios, que van desde una hoja MUY afilada hasta unos alicates, pasando por sierras, tijeras, destornilladores, abrelatas… Y son extremadamente resistentes. No resultan precisamente baratas, pero desde luego es una inversión que merece la pena si eres de los que sueles pasar horas y horas en el campo.

Respecto a la linterna frontal, yo la prefiero a la de mano, ya que así tengo mayor libertad de movimiento. La mía es bastante corriente. Pero todo depende de lo que quieras y necesites. Es interesante que sea de leds, ya que consume menos y duran más que las bombillas tradicionales. También es bueno que puedas regular la intensidad de la luz, pues no siempre la vas a necesitar a plena potencia.

El bloc de notas no es algo que sea necesario en sí, pero es muy recomendable. Yo sólo lo he incorporado recientemente a mi lista de cosas que siempre llevo al campo. A mí me gusta que sea de tapa dura, que no se moje fácilmente y de un tamaño manejable. Normalmente se aconseja escribir a lápiz, ya que en caso de que se moje no se emborrona tanto como un bolígrafo. Pero bueno, eso es a gusto del consumidor.

En el bloc de notas normalmente apunto las especies y a veces el número de individuos que avisto. Pero también sirve para anotar datos o rasgos de determinadas especies que no has podido identificar, para hacer bocetos (me encanta dibujar), anotar ideas, llevar un registro de las visitas que haces, con la hora, climatología… Depende de lo que te gusten los datos. Los datos recogidos en estas libretas pueden ser muy interesantes de cara a conocer la fenología de algunas especies.

Material óptico

Esto es probablemente lo único realmente imprescindible si quieres disfrutar de una buena salida de campo. Sin unos buenos prismáticos o si un telescopio terrestre tus observaciones van a estar muy muy limitadas. Sí, es bonito pasear por monte, ver paisajes espectaculares… Pero si lo que quieres es observar fauna, vas a necesitar equipo óptico.

Por precio y por comodidad yo siempre llevo unos prismáticos. Para decidirte por unos buenos prismáticos hay que tener en cuenta varias cosas: si son de porro o de techo, los aumentos, la luminosidad, la estanqueidad, la calidad de las lentes o la distancia mínima de enfoque, entre otras cosas. En algún otro post hablaré en profundidad sobre todas estas características y cómo tenerlas en cuenta a la hora de comprar unos prismáticos.

Yo uso unos 8×40. Antes usaba prismáticos de 12 aumentos, pero cuando me movía por el bosque era imposible enfocar ningún pajarillo cercano. Ahora estoy contentísimo con mi adquisición. Hace poco regalé a mi novia también unos prismáticos Opticron 8×40 y el resultado es muy satisfactorio, con una excelente relación calidad/precio. Para el birdwatching se suelen recomendar entre 8 y 10 aumentos. Intenta que sean ligeros, cómodos, estancos y luminosos. El rango de precios va desde los 200€ (por este precio ya tienes buen material) hasta varios miles de euros, cuando entras en marcas como Swarowski.

En cuanto a telescopios de observación terrestre, permiten un mayor número de aumentos, ya que van estabilizados en un trípode. Son extremadamente útiles, pero de media son bastante más caros que unos prismáticos. Cuando ahorre algo de dinero seguramente lo invierta en un telescopio decente.

La ropa

La ropa ha de ser fundamentalmente cómoda. Ni más ni menos. Si para ti unos vaqueros son cómodos, entonces ya lo tienes. A mí, personalmente, me gusta la ropa algo más técnica, pero como mi presupuesto no es precisamente grande, voy a marcas de precio contenido. La mayor parte de la ropa que compro es de la cadena de tiendas deportivas Decathlon. Su marca propia, Quechua, suele tener también una gran relación calidad/precio.

Sombreros

Normalmente yo sólo llevo una gorra normal y corriente. Si vas a andar mucho bajo el sol debes cubrirte siempre la cabeza, a no ser que quieras experimentar los desagradables efectos de una insolación.

Camisetas

Para el verano manga corta, no tienen por qué ser técnicas (aunque algunas son de lo más cómodo y fresquito en verano y transpiran estupendamente). Para el invierno suelo llevar camisetas térmicas, que mantienen mejor el calor corporal y te dan una mayor libertad de movimientos a la vez que pareces un superhéroe enfundado en mallas.

Pantalones

Siempre llevo pantalones de trekking al campo, y a menudo vistiendo de diario. Son muy cómodos, especialmente los que presentan cierta elasticidad. Suelen transpirar muy bien, secan rápido y son resistentes. En verano uso los desmontables, a los que les puedes quitar la pernera gracias a una cremallera y convertirlos en pantalones cortos.

Aunque si voy a ir campo a través suelo llevar pantalones largos siempre. Las zarzas son mi archienemigo, y en cada encuentro que tenemos, suelo llevarme unos cuantos arañazos de recuerdo, así que no me gusta ponérselo aún más fácil llevando pantalones cortos. Una marca que me gusta mucho de pantalones de trekking es Trango pero Quechua también tiene algunos modelos interesantes, especialmente en la gama media/alta (bastante más baratos que Trango).

Polares

Una de mis prendas favoritas en invierno. Siempre tengo algún jersey polar y alguna chaqueta polar, que suelo combinar con camisetas normales o térmicas (si hace mucho frío). Rara vez llevo chaquetón, a no ser que vaya a estar mucho tiempo por debajo de -5ºC.

Fotografía nocturna

Aquí estoy yo equipado para hacer fotos nocturnas, con mi frontal, polar, las botas y el pantalón desmontable del trabajo y mi cámara de fotos :P. Foto cortesía de mi colega Sergi.

Botas

Me encantan las botas de trekking. Pero lo que adoro son las botas de montaña. En invierno no es raro que salga con ellas a la calle. Me gusta que las botas sean impermeables (odio tener que ir mirando al suelo para esquivar charcos :P), resistentes y que la suela agarre bien. Para ello, siempre que el presupuesto me lo permite, las busco con Gore-Tex  y suela Vibram. Mis marcas favoritas son Merrell y Bestard.

Cámara de fotos

Me encanta la fotografía, así que yo siempre que puedo llevo mi cámara de fotos conmigo. Dado que es una réflex y tengo que ir cargando con objetivos, la cámara, tarjetas y demás, todo ello en una segunda mochila, no siempre me acompaña. Pero si es una salida ex profeso para hacer fotos, si el sitio es espectacular o si habrá oportunidad de hacer fotos a bichejos poco comunes o esquivos, siempre le encuentro un hueco.

Y esto, básicamente, es el equipo que me suelo llevar al campo. Es un post muy general, que probablemente muchos de vosotros ya sepa de antemano, pero a quien esté empezando a salir al campo le puede dar alguna idea sobre qué equipo comprarse. ¿Cuál es el material que siempre llevas al campo? ¿Qué añadirías o que quitarías de mi lista? ¿Cuál es tu experiencia preparando la maleta para ir al campo? Cuéntanoslo en los comentarios. ¡Te espero!

PD: Algunos de los links que aparecen en el post son de afiliados (los de amazon). Esto es, que si compras desde ese link, a ti te vale lo mismo y yo me llevo una pequeña comisión para mantener el blog. Sólo recomiendo cosas que he probado personalmente y que uso en mi día a día. De todos modos, como siempre digo, esto es lo que me vale a mí, que no tiene por qué ser lo más adecuado para ti. Busca, compara y siempre elige lo que mejor se adapte a ti.

© Nacho García - El Bichólogo

Fuente: http://www.elbichologo.com/material-para-salida-de-campo/